CONTACTO

 

Beatriz Jiménez Suárez

Mvl. 622 627 850

beatrizj@sqcommunication.com

info@sqcommunication.com

28660 Boadilla del Monte,

Madrid

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White YouTube Icon
  • Blanco Icono Google+

October 25, 2019

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Contaminación ambiental y la Luz Azul: Natividad Lorenzo advierte de sus efectos dañinos en la piel

March 20, 2019

La contaminación ambiental no es un tema muy tratado en el mundo de la estética, pero la piel no es ajena a sus efectos. Por ello, Natividad Lorenzo recalca la importancia de una elección adecuada de los productos cosméticos y del seguimiento por  parte de un profesional. 

Desde hace unos años conocemos los efectos dañinos del exceso a la incorrecta exposición al sol y últimamente hemos hablado de la Luz Azul cuya onda de penetración es mayor a la de los rayos UV, causando un grave daño a nuestra piel. 

Se trata de una luz visible al ojo humano y representa un 25-30% de la radiación solar total.  Se sabe que la luz azul (HEV) penetra con mayor profundidad en la piel que la radiación UVB/UVA y genera muchos radicales libres así como un importante estrés oxidativo.  

Por ello tenemos que concienciarnos que la protección no es sólo cuando salimos a la calle o vamos en el coche o vamos a ponernos morenos en la piscina o playa.  

Nuestros propios mecanismos biológicos de defensa no son capaces de neutralizar tantos radiales debido a que la piel está expuesta a una oxidación excesiva, y estos acaban por agotar nuestros antioxidantes endógenos como es la vitamina E, y por alterar y deteriorar nuestras células (e incluso su ADN). 



MICROBIOTA


Por ello ante la polución, y todos los factores externos e internos la piel se debilita y pierde su capacidad para defenderse. La principal afectada por los efectos negativos de la contaminación es labarrera cutánea, la capa superficial de la epidermis (estrato córneo) y primera linea de defensa de la piel frente a las agresiones externas, junto con su microbiota (que son microorganismo: bacterias y microbios que nos defienden a las bacterias negativas externas). Conviven simbióticamente con nuestro cuerpo. 

También encontramos microbiota o flora microbiana en el sistema digestivo o en la boca, entre otras partes de nuestro cuerpo.  La microbiota se considera el segundo escudo protector de la piel. Es clave para la regulación de la inflamación y la reparación de los tejidos. Su equilibrio es vital para el mantenimiento del manto ácido encargado de la síntesis de lípidos, así como la modulación del sistema inmune de la piel y la protección.  La polución es uno de los factores externos que más afectan de forma negativa a la microbiota. Cuando partículas contaminantes bloquean los poros, crean las condiciones ideales para el crecimiento de la bacteria del acné. 

El desequilibrio de la microbiota también afecta a los lípidos de la piel, que son necesarios para la función de barrera cutánea. Esta serie de alteraciones hacen sentir la piel más seca y áspera, es decir, menos suave y confortable. El exceso de radicales libres en a las células de la piel genera la aparición de: 

 

  • Piel seca y deshidratada

  • Arrugas y líneas marcadas.

  • Flacidez. Falta de firmeza.

  • Acné y exceso de grasa.

  • Manchas oscuras.

  • Mayor sensibilidad

  • Falta de luminosidad y tono opaco

  • Rugosidad.

Si la barrera cutánea no funciona correctamente la piel está mucho más frágil, sufrirá los estragos de las agresiones externas como el frío, el viento, los rayos solares o la polución.  Uno de los efectos es la pérdida del agua transepidérmica  y transdérmica, lo que produce sequedad, rugosidad y, por consiguiente, empieza a ser la piel más sensible y reactiva a todo siendo más exigente en sus cuidados. Por ello, saber todo esto nos ayuda a entender que la piel es el órgano más grande y muy importante que nos dice en todo momento cómo estamos y qué nos pasa…. 

 

Para evitar el daño en la microbiota de la piel, la industria cosmética ha creado productos que incluyen “PREBIÓTICOS”.   Los Prebióticos son nutrientes como fibras que sirven de “alimento” para las bacterias beneficiosas frente a las bacterias nocivas. Estos compuestos tienen el objetivo de activar la regeneración de la flora cutánea natural para que se recupere, equilibre y reproduzca más rápidamente, lo que resulta en una piel más sana y llena de vida. 

 

También, son productos que nos hacen un escudo protector que evita la adhesión de las partículas contaminantes en la superficie cutánea. De este modo previene la penetración de sustancias nocivas a través de los poros, con lo que preserva la integridad de la barrera cutánea. A su vez, combate los efectos negativos de los radicales libres generados por polución, gases y luz azul, que dañan la piel propiciando la aparición de arrugas, falta de elasticidad y manchas oscuras en el rostro. Es decir, es un potente protector y reparador. 

 

 

Estética & Salud Natividad Lorenzo
Avenida del Monasterio de Silos, 11
28049 Madrid
Teléfonos: 91 756 90 42
www.natividadlorenzo.com

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos