Día de verano perfecto en Madrid

Ya estamos en pleno julio y llega un momento en el cual, tanto en el caso de los cosmopolitas como en el de los turistas, las ideas sobre planes que hacer en Madrid en verano brillan por su ausencia. Por eso, en S&Q hemos ideado un plan de día perfecto para pasar en la capital y no morir en el intento.


En primer lugar, si ya se tienen más que vistos los museos más destacados de Madrid, una opción excelente es visitar una exposición. Hay muchísimas y de innumerables temáticas diferentes, por lo que es prácticamente imposible que ninguna capte tu atención. Además, al ser temporales, siempre hay nuevas cosas que ver. Un ejemplo es la MAD (Madrid Artes Digitales), un Centro de Experiencias Inmersivas que abrió sus puertas el pasado mes de marzo con una producción de gran formato basada en la obra de KLIMT. Una experiencia 3D con gafas de realidad virtual, espacios expositivos y herramientas interactivas. Esto permite al espectador sumergirse en la Viena del cambio de siglo para vivir en primera persona la evolución de la obra del artista y de su mundo.


Después, llega el momento de recargar pilas degustando un buen plato de pasta al gusto en un restaurante italiano como Trattoria Sant’Arcangelo. Aunque no te preocupes si no te apetece pasta, porque la carta ofrece un sinfín de platos para todos los gustos.


Por la tarde, qué mejor que dar un paseo a la sombra de los centenarios árboles del Parque del Retiro. Tomar un helado en una de sus terrazas, y disfrutar del oasis natural situado en pleno centro de Madrid. Un poco más adentrados en la tarde, nada como un capricho para el cuerpo disfrutando de un relajante y revitalizante tratamiento giro 360º a nuestra silueta en Natividad Lorenzo. Está basado en distintas técnicas combinadas entre sí, y el producto estrella son las ondas focales (una de las mejores técnicas del mercado, no invasiva y con resultados duraderos y espectaculares). El resultado es, nada más y nada menos, que una remodelación corporal, eliminando depósitos de grasa y recuperando la forma de feminidad y belleza, mientras disfrutas de una buena dosis de cuidado personal.


Si aún quedan ganas de más, completar el día cenando en Bar de Fuegos, el restaurante argentino de moda en Chueca sería una elección perfecta. Su cocina, basada en el fuego y en las brasas, daría el toque final a este completo y perfecto día.