Claves para gestionar las redes sociales de tu centro de belleza

¿Quién no ha escuchado: "las redes sociales son indispensables para una empresa" o "hoy en día una empresa sin redes sociales no sobrevive"? Desde luego, son una herramienta muy importante, pero a veces nos encontramos con que no sabemos utilizarlas o gestionarlas al 100%. En este artículo os damos 6 claves para gestionar las redes sociales de tu centro de belleza.



 

Conocer a tu público


Un punto vital para una buena gestión de las redes sociales es el saber quién es el público de tu empresa. ¿Qué es el público? El público son todas las personas que podrían interesarse por lo que ofreces y utilizarían tus servicios o comprarían tus productos. Es a ellas a las que tenemos que dirigir nuestras acciones en redes sociales, por ello es importante conocer quiénes son, qué les gusta, cómo y cuándo interactúan con las redes.

 

Realizar una estrategia


Teniendo claro a quién nos queremos dirigir con las acciones, hay que elegir una estrategia de comunicación teniendo en cuenta el comportamiento, los gustos y el tipo de público. Haremos una elección de redes sociales en las que queremos estar presentes y realizaremos un calendario para organizar las acciones.

 

Perseverancia y dedicación


El mundo de las redes sociales se rige por unas leyes de tiempo que no son controlables. Una publicación puede ser irrelevante y la próxima quizás se hace viral. O incluso una publicación gana mucha fama después de un tiempo.

Como no se puede controlar la relevancia y notoriedad de nuestra empresa de un día para otro, lo mejor es tener paciencia y dedicación. Publicar cada poco tiempo y ser activo en redes sociales ayuda a que el público siga teniendo a nuestra empresa en la cabeza aunque sea mínimamente. Y si las interacciones que se realizan se recompensan con una respuesta o son recíprocas, estaremos creando un vínculo más cercano con nuestro público. En resumen, ser activo en redes sociales, tener paciencia y fidelizar a los seguidores.

 

Contenido de calidad


Está claro que todo lo anterior está muy bien, pero publicar por publicar no ayuda nada. Hay que asegurarse de guardar la calidad de imágenes o vídeos que subimos a las redes. Pero más allá de la calidad, cuando subimos algo a nuestra cuenta, debemos tener en cuenta si el contenido es representativo de nuestra empresa y atraerá o gustará a nuestro público. Se puede ganar información valiosa de la respuesta del público ante las publicaciones que hemos hecho. Si tenemos tres publicaciones que han sido bien recibidas por los seguidores y otra que no ha tenido mucho alcance, quizás el lenguaje o tipo de publicación no deberíamos repetirlo y seguir por el otro camino.

 

Seguir una línea gráfica


Para conseguir un contenido de calidad y fidelizar a nuestro público también es indispensable que nuestras acciones en redes sociales lleven el mismo lenguaje, es decir, siguiendo una línea gráfica.

Para ello previamente deberemos saber con certeza cuál será la línea que queremos seguir en redes sociales. Después, mostrar en el diseño y lenguaje de las publicaciones una continuidad, coherencia y una línea gráfica representativa en todas ellas. Así la gente nos reconocerá más fácilmente y les atraerá de primera vista lo que publiquemos y se sentirá más cercana a la empresa.